jueves, 25 de julio de 2013

CÓMO HACER SARDINAS EN SALAZÓN



Solemos salar las anchoas y dejamos de lado a las sardinas, pues en esta ocasión he salado unas cuantas y enseñaros el resultado. La técnica es exactamente la misma que los boquerones o anchoas y podréis encontrar el proceso en Cómo hacer anchoas en salazón.


Sardinas
Sal gorda para cubrir las sardinas.



Limpiamos de tripas y cabeza.

Congelamos los boquerones durante 24 horas para matar el posible anisaquis (parásito)

En un recipiente con tapadera pondremos una cama de sal, de un dedo en el caso de no tener agujero el recipiente.

Ponemos las sardinas  y cubrimos con más sal dejando 1 cm entre ellos. Prensamos un poco con las manos o con la ayuda de otro recipiente.

Volvemos a poner, sobre esta sal, más sardinas y cubriremos con más sal. Volvemos a prensar.

Realizaremos esto hasta cubrir todos las sardinas.

Taparemos el recipiente y lo meteremos a la nevera 2 - 3 días.

Listas para comer.


Para empezar a comer sacaremos las sardinas que vayamos a consumir y las limpiaremos bajo el grifo quitándole bien la sal.



Ahora las desalaremos un poco en agua limpia y abiertas, durante 5-10 minutos. En el caso de que a la hora de comer las notéis muy saladas para la próxima vez ampliáis unos minutos el tiempo en el agua. Tras sacarlas del agua nos será muy fácil quitar todas las espinitas que nos molestan tanto.


Sacamos del agua y secamos bien con  papel de cocina.

Las ponemos en un plato con ajo laminado y AOVE. Con perejil también quedan muy ricas.

Listas para ser consumidas. Cubiertas con el aceite nos pueden durar en la nevera 3-4 días en perfectas condiciones,


Todo el proceso lo encontráis en el enlacen que arriba os he indicado. No dudéis en probarlas están muy buenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario